Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

TRANSPORTE: Transporte intermunicipal reanuda operaciones en julio

TRANSPORTE: Transporte intermunicipal reanuda operaciones en julio
Karen Merchan

Únicamente para la movilización de pasajeros que se encuentren dentro de las excepciones del Gobierno nacional

Luego de tres meses con las actividades del transporte intermunicipal completamente paralizadas, el presidente Iván Duque anunció que en julio se harían los primeros pilotos para la reactivación del sector, que si bien recibe la noticia con beneplácito, también se enfrenta a una dura realidad en la que no han recibido ingresos por un prolongado tiempo, en el que el transporte informal ha tomado fuerza en su lugar.

Por el momento en Cartagena solo está habilitada la operación hacia los municipios conurbados como Turbaco, Arjona o Santa Rosa, únicamente para la movilización de pasajeros que se encuentren dentro de las excepciones del Gobierno nacional para el aislamiento preventivo. A pesar de eso, según Luis Romero, gerente de la Terminal de Transportes de Cartagena, el 99% del flujo vehicular que se daba al interior de la Terminal ha disminuido.

“El transporte es casi nulo incluso con aquellas rutas conurbadas porque ya los transportadores ni siquiera entran a la Terminal, eluden este paso y deciden trabajar desde la informalidad, que por estos tiempos se ha apoderado de las carreteras de Colombia”, señaló Romero.

Por esto mismo, en su criterio el hecho de que el Gobierno tome la decisión de por fin reactivar a este importante eslabón del sector transporte significa darle la oportunidad a las personas de volver a transportarse legalmente y de manera segura, ya que durante este tiempo la Terminal estuvo adaptando sus instalaciones para cumplir con el protocolo de bioseguridad expedido por el Ministerio de Salud.

“Aprovechamos estas circunstancias para avanzar en la implementación de la normativa de las resoluciones 666 y 677 donde se establecen a las terminales terrestres y a las empresas de transporte el protocolo de bioseguridad, nosotros ya estamos listos para abrir el próximo mes”, puntualizó Romero.

Según Hernando Tatis, director ejecutivo de la Cámara de Transporte de Pasajeros de la Andi, desde hace tiempo se viene trabajando por la reactivación del gremio, ya que en este período de cuarentena la demanda se ha reducido en un 99% y se han generado millonarias pérdidas para el sector, que claramente afectan tanto a las personas que necesitan movilizarse y están fuera de las excepciones, como a las personas que derivan su sustento de esta actividad.

“Es muy importante estudiar seriamente el protocolo respecto a la ocupación. El Gobierno nacional ha establecido que la ocupación del transporte aéreo será del 100% y no entendemos por qué el del transporte intermunicipal será del 50%. No existe ningún sustento técnico para eso. Con una ocupación del 50%, los costos de la tarifa se van a incrementar muchísimo y se va a afectar a las personas que necesitan transportarse, con estas medidas tan agresivas”, dijo Tatis.

La ocupación de los buses será limitada.

Esto teniendo en cuenta que normalmente desde las terminales terrestres se mueven al año alrededor de 140 millones de personas, lo que se traduce en unos 400 mil pasajeros diarios que se han perdido estos tres meses que las terminales del país han estado cerradas.

“Eso ha generado una pérdida en el sector que alcanza los $7 mil millones diarios, por eso es que ya la cuenta pasa los $500 mil millones” dice Tatis, quien igualmente afirma que no va a haber una reactivación verdadera del turismo en el país si no se abre el servicio de transporte intermunicipal, que es el medio más utilizado por los colombianos para movilizarse.

“Los aviones tan solo mueven el 15% de lo que mueve el servicio intermunicipal. Es decir de cada 100 personas que se mueven en Colombia, 15 lo hacen en avión y 85 lo hacen en bus”, puntualizó.

Cabe resaltar que de igual manera el transporte intermunicipal es un sector que genera alrededor de 125 mil empleos directos y 600 mil empleos indirectos que se han visto afectados por esta cuarentena al no poder trabajar, y con la demanda baja de pasajeros y las restricciones a la ocupación les será complejo recuperarse económicamente.

Contra la informalidad

El cese de operaciones de las terminales ha traído consigo la grave consecuencia del aumento del transporte informal, que no solo lo ha venido operando bajo tarifas exageradamente elevadas sino también violando los protocolos de bioseguridad y poniendo en riesgo a miles de pasajeros.

“La operación ha sido muy compleja en este tiempo por la falta de coordinación que ha existido por parte del Gobierno nacional y de las autoridades locales para facilitar el transporte de una terminal hacia otra. Esto ha ocasionado que prácticamente se condene a las personas que tienen una necesidad legítima a que lo hagan en el transporte informal, y ahí pasan muchas cosas: primero, que se elevan las tarifas porque están cobrando hasta cinco veces las tarifas normales; y también tenemos el crecimiento de estructuras criminales que están haciendo a las personas incurrir en delitos de falsedad de documento para poder transportarlas, porque están falsificando carnets y certificados laborales para así satisfacer sus necesidades de movilización. Pero lo peor es que de esta forma las personas se están transportando de manera insegura”, dijo el director de la Cámara de Transporte de la Andi.

Según él es por este motivo que la reactivación del servicio de forma oficial es necesaria, ya que mediante ella es posible mitigar la informalidad y así monitorear los destinos de los pasajeros para ejecutar las medidas de salud a las que haya lugar.

Medidas de bioseguridad en la Terminal

– Uso obligatorio de tapabocas.

– Distanciamiento social en taquillas y áreas comunes.

– Disposición de lavamanos.

– Dispensadores de gel antibacterial.

– Desinfección de la infraestructura.

– Señalización pedagógica.

– Monitoreo de temperatura a la entrada y salida de la Terminal.

Fuente: El Universal

Imagen: Archivo El Universal

Ver artículo original

Volver a página de inicio